La vida

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Hola pequeñx lector/a!

¿Crees que es posible tener raíces y alas a la vez?

Yo creo que sí.

Es curioso que nos creamos invencibles cuando en realidad somos tan vulnerables, tan frágiles, tan volátiles…

Pensamos que tenemos todo el tiempo del mundo cuando en realidad lo que no sabemos es que no lo tenemos.

Qué delicada y sutil es la línea de la vida…

Podemos tocarla, cogerla en nuestras manos y de un momento para otro podemos, de igual modo, perderla. Un día estás festejando con amigos y al otro por algún motivo fuera de nuestro alcance todo se torna gris.

Por eso te digo que vivas.

Vive como si cada día fuese el último y podrás decir que no te has perdido nada, porque hoy estás, pero ¿y mañana? ¿por qué no intentamos vivir lo más felices posibles? ¿por qué no vivir desde la gratitud y el querer ayudar a otras personas?

Aprende a cuidar cada pequeño detalle como si tu dependiese de ello.

Disfruta cada día, aprovecha si puedes hacer algo ahora y no lo dejes para mañana porque quizás sea tarde.

Sé que esta es una frase hecha y de tanto que la utilizamos a diario ha perdido el valor que se le debería de dar, pero no olvidemos que la muerte no es algo que dependa de nosotros y por ese motivos tenemos que cuidar la vida y disfrutarla.

Yo no quiero dejar nada inacabado, ¿y tú?

Quiero llevarme bien con la muerte por muy raro que suene y no tenerle miedo. Es más, le agradecería por darme cada día uno más para poder disfrutar de mi familia, mis amigos, de Pablo, poder trabajar, viajar, querer, conocer, formar una familia, llorar…

En fin, vivir.

La muerte, al igual que la vida, debería tener el mismo peso porque ambas van ligadas.

¿Te acuerdas unas frases más arriba cuando te dije que la vida es una línea delicada y sutil? No sabemos cuándo se va a romper, no nos han dicho la fecha exacta.

La muerte y la vida…los dos extremos de una línea, las dos caras de una moneda…

Es bueno vivir sabiendo que la muerte está ahí.

Al final, la vida no va a la par con las veces que respiras, sino con las veces que te quedas sin aliento.

Nos leemos pronto.

Ángela.

 

Textos
admin

Mi abuelo.

Hola pequeñx lector/a! Aquí te dejo una carta que le escribí al amor de mi vida, mi abuelo. Querido abuelo: tengo una carta para ti.

Leer Más >>
Textos
admin

Somos 3

Hola pequeñx lector/a! Como he ido contando toda la historia con Pablo, nuestra mudanza y pequeñas peripecias que vamos pasando día a día, hoy vengo

Leer Más >>

Deja un comentario